El nuevo pabellón de los Golden State Warriors de la NBA, el Chase Center, contará con protagonismo castellonense. Se trata de la fachada del estadio, la cual está creada con el material Iron Corten por la empresa Neolith.

Este diseño de último generación cuenta con más de 1.400 metros cuadrados, en los que además se utiliza el tratamiento Pureti en las tablas. Esto permite que la limpieza sea automática, a la vez que reduce los contaminantes, por lo que se ha tenido en cuenta el cuidado del medioambiente.

Un diseño integrado a la ciudad

El Chase Center, nueva casa de los Warriors, destaca por su diseño imponente pero a la vez muy integrado a la arquitectura local. Unos tonos muy identificativos de Mission Bay, la zona donde se ubica el recinto deportivo, pero que a la vez destacan sobre manera.

Desde ahora, los éxitos del equipo californiano tendrán también una pequeña parte nacional. Pues el azulejo español ya cobra protagonismo en los recintos más reconocidos y modernos a nivel mundial.