La industria de la cerámica se ha visto obligada a frenar en España debido al Coronavirus. El Estado de Alarma decretado por el presidente Pedro Sánchez, que desde el pasado día 30 de marzo incluye la paralización de toda industria no fundamental, ha obligado a todo el sector a paralizarse al menos hasta después de Semana Santa.

Pedro Sánchez al decretar el confinamiento

Foto: Metrópoli Abierta

El anuncio, que llegó el pasado sábado, no fue del agrado por algunas empresas del sector. El principal motivo es que las fábricas necesitan su tiempo para frenar la producción, algo que advirtió el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig que pidió flexibilidad en la restricción de actividades como la cerámica.

Varias empresas cerámicas se acogieron a la ley

En los primeros momentos, obligadas en muchos casos por la necesidad de preparar la paralización, muchas empresas cerámicas se acogieron al punto 15 del decreto aprobado por el Gobierno. Este punto decía que quedaba exentas «las personas que trabajan en plantas de ciclo de producción continuo o cuya interrupción pueda ocasionar daños graves en la propia instalación o peligro de accidentes»,

Sin embargo, tras acabar el mes, este punto fue finalmente retirado a la vez que las fábricas pudieron parar la producción sin ocasionar daños graves, por lo que la industria azulejera frenó en seco. 

Esta medida en general ha sido bien cogida por la sociedad, pues la propagación del virus y su letalidad está siendo el principal problema a nivel Mundial, y las fábricas eran un posible lugar de contagio para los empleados. Pero también tiene sus consecuencias negativas, especialmente para pequeñas y medianas azulejeras ya que el daño económico de esta parada y de esta crisis puede tener consecuencias muy negativas, e incluso el posible cierre de alguna empresa.

Muchos son los que califican las medidas adoptadas por el gobierno ante los autónomos y trabajadores como insuficientes, por lo que se sigue a la espera de un nuevo paquete de medidas que permita proteger entre otros a las empresas cerámicas en estos momentos tan difíciles.