El Coronovirus ya es una realidad Mundial, su fuerte propagación y la comunicación entre países, ha hecho que el virus se propague a gran escala. Todo esto está afectando a todo tipo de sectores y la cerámica es uno de ellos, aunque el miedo real es con vistas al futuro ante la posible pandemia.

La aparición del Covid-19 es todavía desconocida para los científicos, muchas son las voces autorizadas que han hablado de una derivación de animales como el pangolín o los murciélagos, pero sin nada cierto. La cuestión es que el virus se generó en las calles de la ciudad china de Wuhan y en pocos días la alarma saltó a nivel Mundial por su facilidad para ser traspasado.

Las consecuencias en China han sido fatales del inicio, con ciudades fantasma, un comercio exterior paralizado en gran parte y con miles de infectados entre los que se contabilizan ya varias víctimas.

Fábrica Cerámica China

 

Si bien es cierto que el gigante asiático es una de las potencias más emergentes en la Cerámica, el principal problema estaba por venir. El norte de Italia se ha convertido en el foco en Europa del Coronavirus, después de que varios pacientes procedentes de China infectados introdujeran el virus en tierras transalpinas y con ello en Europa.

Italia es uno de los países a nivel europeo más potentes en el mundo del azulejo, y su situación va a afectar directamente en el mundo internacional. Las exportaciones se han reducido y la productividad también, tanto por el miedo al comercio exterior como a la dificultad en algunas zonas para que los trabajadores pudieran acudir a las fábricas.

La situación podría hacer pensar que las empresas de países como España, potentes y en el que el Coronavirus todavía no está al nivel de afectados de Italia o China, tendrían una oportunidad de mercado. Sin embargo, los compradores extranjeros, en especial tanto árabes como americanos, son muy prudentes ante estas situaciones, y muchos son las inversiones que se han frenado a la espera de ver como se desarrollan los acontecimientos.

Además, hay que tener en cuenta que muchas son las empresas españolas que tienen acuerdos con empresas de la vecina Italia, y que la situación indirectamente también les afecta. Si a todo esto le unimos que el virus ya se está propagando en España, el balance es más bien negativo para todas las partes afectadas.

¿Qué futuro espera?

Prever la expansión del Coronavirus es toda una quimera en estos momentos.  Si bien parece que el virus tiene tendencia a contagiarse muy rápido, hasta el momento el ratio de los fallecidos es escaso y casi en totalidad son personas que tenían las defensas débiles por diferentes motivos como otras enfermedades o edad.

Por lo tanto, y a la espera de una vacuna definitiva que podría tardar varios meses en llegar, existe más miedo por el desconocimiento que por el Covid-19 en sí. Un ejemplo es que la gripe normal ha provocado más fallecimientos en porcentaje este año en España, que el Coronavirus en total.

Sin embargo, es casi un hecho el poder confirmar que hasta en unos meses no se va a retomar la normalidad en cuanto a ventas internacionales, así como a la cancelación de eventos como son las Ferias. Si bien es cierto que gracias a las buenas comunicaciones globales, el contacto laboral se mantiene y en algunos casos las ventas no se han reducido.

Las Ferias de Cerámica Internacional peligran con el Coronavirus

En definitiva, el Coronavirus es un bache importante en este 2020 para la Cerámica Internacional. Un inconveniente que podría durar unos días o hasta varios meses, pero cuyas consecuencias esperan que sean las menores posibles.